Antonio Altarriba

Comentarios

«Desde que El arte de volar vio la luz, he recibido muchas opiniones de lectores. Para mi son especialmente importantes porque, espontáneas, sinceras, emotivas, me ofrecen una visión directa de las diferentes experiencias lectoras. Me hacen pensar que la dolorosa gestación de este libro valió la pena y me animan a seguir escribiendo.»

Además, en este sitio web muestro el trabajo que he realizado en diversos campos. Cualquier  pregunta, opinión o comentario acerca de lo que está publicado será bienvenido.

No dudéis en utilizar  este espacio.

Gracias.

41 comentarios

*

  • Gracias por sacarse del alma tanta amargura y compartir una historia que iguala a muchos lectores en tantas viñetas. Mi amigo Matthieu de Francia me hizo un regalo que ni se imaginaba lo que para mi iba a representar, porque para alguien nacido en 1952 y qu vivio su infancia en Zaragoza muchas viñetas me devuelven el pasado.

  • Acabo de terminar de leer ” El arte de volar”. Gracias por hacernos sentir, por una gran obra que ya he empezado a recomendar. Ha pasado a mi estantería de cómics favoritos y a mi lista de títulos imprescindibles.

  • Acabo de terminar la lectura de El arte de volar. Es una historia maravillosa. Tan amarga tambien! Qué bien contada! El águila que le saca los ojos, la máquina-avión. Las alpargatas de Durruti no debió quemarlas! Parece que ese gesto no hizo sino iniciar el resto de renuncias que vendrian después.
    Me ha llegado a lo más profundo y aún sigo llorando.
    Retrata la historia de este pais y de muchos españoles con gran acierto. La guerra lo rompió todo.
    Mi padre, mi abuelo, mi madre, también sufrieron la frustración de lo que no pudo ser, el exilio interno. Eso es cierto que se transmite y varias generaciones lo sufren. Yo me siento un eslabón más de esa cadena de frustración. la certeza de eso es lo que me hace llorar. Nos queda siempre el vuelo.
    Le felicito por esa complicidad con su padre. Engancharse el dedo simboliza esa intimidad comparttida de mirar ambos por la misma mirilla el devenir de las cosas, lo de menos es que sea en tiempo diferente.
    Comprendo “el parto” doloroso de este libro suyo. Creo que esas cosas son necesarias para construir nuestra identidad. Yo he pasado etapas de mi vida soltando amarras de cosas que yo consideraba “lastres” buscando la ” esencia ” y hace unos años entré en otra etapa en la que siento la necesidad de “recoger” de entre lo que yo habia soltado cosas, historias “heredadas”, que ahora veo imprescindibles para forjar mi identidad.
    Porque al fin y al cabo qué somos nosotros sino tambien nuestros padres con sus historias y antecedentes?.
    Ese proceso siempre es doloroso. Pero liberador. Me encontré a mi misma( al menos eso creo) y nunca fue más cierto aquello de “yo soy yo y mis circunstancias”.

    Muchas gracias Antonio.

  • Acabo de terminar la lectura de EL ARTE DE VOLAR y me ha parecido una genialidad. Cuantos perdedores reconozco, cuantas perdedoras, cuantas mentes castradas, cuantas mentiras… y pasa el tiempo y que poca democracia.
    Seguiremos peleando hasta que el vuelo sea libre para todos y todas.
    Enhorabuena por esta historia que nos acerca.