Antonio Altarriba

Comentarios

«Desde que El arte de volar vio la luz, he recibido muchas opiniones de lectores. Para mi son especialmente importantes porque, espontáneas, sinceras, emotivas, me ofrecen una visión directa de las diferentes experiencias lectoras. Me hacen pensar que la dolorosa gestación de este libro valió la pena y me animan a seguir escribiendo.»

Además, en este sitio web muestro el trabajo que he realizado en diversos campos. Cualquier  pregunta, opinión o comentario acerca de lo que está publicado será bienvenido.

No dudéis en utilizar  este espacio.

Gracias.

38 comentarios

*

  • Gracias Antonio por ” El arte de volar ” y ” El ala rota” que he podido leer estos días en una habitación de el Hospital Miguel Servet de Zaragoza , en noches insondables y silenciosas, mientras velaba el descanso de mi padre y mi madre(diagnósticada con un cáncer) ingresados ambos estas Navidades, y cuya lectura me ha reconfortado, en duros momentos, no sabes cuánto, el alma. Mis padres pertenecen a esa generación que vió sus primeras luces con la II República, que conoció los desastres de la Guerra, y que sufrieron las penosidades propias de la no menos durísima posguerra. Pude charlar contigo un buen y placentero rato el año pasado en el Salón del Cómic de Zaragoza, donde me dedicásteis tú y Kim El arte de volar y donde hablamos sobre algunas páginas en la que documentar arquitectónicamente la Zaragoza antigua ( como el archivo Gaza o el grupo de Facebook de Zaragoza Antigua) o sobre la represión a la que se vió sometido también mi abuelo por los fascistas. Para mi el cómic, o el tebeo, es un arte mucho más cercano al cine ( en este caso sería cine de animación, aunque podría hacerse un cómic con fotografías, y mudo, aunque sin la gran ilusión del movimiento ) ( algo así como la reconstrucción a través de fotogramas sueltos de London After Midnight) que a la literatura y al lenguaje literario, aunque también se sirva de este. Y Antonio demuestras conocer muy bien la narración cinematográfica, cómo transmitir sensaciones e ideas a través de los distintos encuadres subjetivos y cómo vas tejiendo la historia, con ritmo, agilidad y enriqueciéndola con nuevos personajes y situaciones. Hay dos momentos en El arte de volar que me gustan mucho, uno es cuando la mujer de uno de los socios de la empresa de galletas envenena al marido que la maltrata ,contado en tres viñetas de forma magistral. Es esa España negra, grotesca, macabra, esperpéntica, esa España del callejón del gato, ácida, goyesca, perfectamente condensada en una breve secuencia, puro Berlanga. Y el otro es ese momento de fantasía o alucinación, en que un águila de San Juan, símbolo del régimen fascista, arranca los ojos de Antonio( padre) y llueven fascistas haciendo el saludo romano. Esa mezcla de lo real y lo imaginario, que llegan a confundirse dentro de esa España opresiva y que ya llevara a buen puerto el director Javier Fesser con su película Camino( relato del martirio de una niña por el Opus Dei), pienso que sería un camino a explorar, dado tu gran talento y el gran poder metafórico y visual de las imágenes que ideas, para una futura obra y que solo se llega a esbozar en El arte de Volar. Nada más terminar estas dos obras, he ido a comprar ávido Yo asesino y El perdón y la furia, y por supuesto te recomendaré allá donde vaya. Infinitas gracias por tanto bueno, por tanta belleza y sensibilidad a expuertas. Tendrían que venderlos en las Farmacias.

    • Muchas gracias a ti, Francisco, por lo que dices de mi trabajo. Intento, como bien apuntas, utilizar los recursos visuales del cómic que, a mi entender, le dan su gran fuerza narrativa. Me gusta, especialmente, servirme de metáforas visuales, como la del águila, para jugar con sugerencias simbólicas. En estos momentos estoy preparando Yo, loco, en la línea de Yo, asesino. Utilizo sueños y delirios como claves narrativas y creo que funcionan bien.
      El perdón y la furia y Yo, asesino son dos mis libros muy distintos de los que has leído, especiales porque, al fin y al cabo, tratan de mis padres. Espero que, en otro estilo, también te gusten.
      Un cordial saludo.

  • Solo unas breves palabras para saludarte y comentar brevemente El arte de volar, que he leído en los últimos días. Ando ahora con El ala rota.
    Pocos cómics me han llegado como este. Tengo en mi poder las memorias escritas de mi abuelo, de la edad y vivencias de tu padre, más o menos, unas páginas que conservo y que no me he atrevido a poner en limpio y a salvo del paso del tiempo (si es que eso es posible), para que las puedan leer mis hijos algún día. Las he recordado mucho leyendo tu historia.
    Te felicito por tu ejercicio de valor, honradez y testimonio, la Historia se entiende de verdad con las historias de las personas que la construyeron.
    Gracias por tu obra y un cordial saludo.