Antonio Altarriba

«Moi, fou» en Le Blog BD de Nice-Matin et Var-Matin

Moi, fou en Le blog BD de Nice-Matin et Var-Matin el domingo 18 de noviembre

Otra mirada a la locura: la industria farmacéutica en el corazón de la pesadilla

Un dúo de autores españoles inventa un preocupante Observatorio de trastornos mentales para señalar las tendencias de cierta industria farmacéutica. Un folleto político llevado por unos gráficos tan bellos como oscuros.

Después de Yo, asesino, aquí está el segundo volumen de la «trilogía del Yo» de un dúo español que no se entretiene en florituras para formular  una ficción que hiela la sangre. Una fuerte crítica de la industria farmacéutica y de cómo obtiene sus beneficios …

Resumen

Angel Molinos, doctor en psicología trabaja para un centro de investigación afiliado a compañías farmacéuticas. ¿Su trabajo? Identificar nuevos perfiles de patología mental para producir y, por tanto, vender más drogas. Salvo que él mismo, víctima de visiones y horribles pesadillas, se está hundiendo en la locura …

El lema

«Para vender más drogas, hay que inventar enfermedades». Bienvenido al Observatorio de Trastornos Mentales de Otrament

Un lugar en el que todo es bueno para «patologizar» comportamientos e inventar nuevas moléculas que los curarán. Para ellos, el mercado es enorme. Los fanáticos y las groupies tendrían que ser tratados porque con «fanopatía», la «neofilia» reflejaría la obsesión por lo nuevo, la «nomfobia», la dependencia de lo portátil, la «filioplastia», la adicción a la cirugía estética, etc.
No engañado por la estrategia de la industria farmacéutica de «cronificar enfermedades y hacerlas adictas a las drogas», Angel Molinos finalmente descubre que los conejillos de indias humanos «no reclamados» languidecían en las células para probar «medicamentos» al azar.
Molinos está listo para denunciar estas acciones, pero poco a poco la confusión lo gana. El escenario mezcla maliciosamente el tormento personal y los reveses profesionales, para crear incomodidad.
Una atmósfera opresiva mejorada por un arte de usar duotono con el color amarillo para encarnar la progresión del mal en la cabeza del héroe a la deriva …
Para obtener aún más credibilidad, Altarriba y Keko anclan su historia en la realidad. La inquietante sede de Otrament, el pilar de la trama, está directamente inspirada en el edificio con la arquitectura ultramoderna del Banco Kutxa que existe en Vitoria.

Leer el artículo original