Antonio Altarriba

“Le ciel dans la tête” en migrant.es

Publicado el  9/12/2023 en migrant.es

El guionista de cómic Antonio Altarriba Ordóñez presentó en la Librería Lemus de La Laguna, Tenerife, su último trabajo, “El cielo en el corazón”, cuya temática gira en torno a la inmigración, cuestión que afecta especialmente a las islas Canarias, uno de los motivos por los que la El autor eligió las Islas para darse a conocer.

Altarriba cuenta la dura historia de un joven soldado congoleño que vive la tragedia de tener que abandonar su país. El título hace referencia a la imagen idílica que los inmigrantes tienen de Occidente, lo que les lleva a pensar que todos los problemas se solucionarán de golpe al llegar, lo que no suele ocurrir tan fácilmente.

Apenas dos meses después de salir a la calle recibió el Premio GNR’23 en Granada y el Premio de la Crítica, se publicó en España y Francia y ya ha adquirido los derechos editoriales para Brasil, Polonia y Alemania.

“El paraíso en la cabeza”, según su autor, refleja “las desigualdades de ciertos países muy ricos que consumen constantemente y otros miserables en los que la gente pasa hambre y es un auténtico infierno. Los inmigrantes no vienen aquí por turismo, sino para conocer los riesgos a los que se enfrentan, con la intención, al menos, de sobrevivir y huir de países en continua guerra y sin futuro.

Altarriba indica que los migrantes, “atraídos por estas estrellas, recorren un camino que no siempre termina en el paraíso prometido y tienen que realizar trabajos que nadie quiere, por lo que aunque no podamos decir que son esclavos, lo cierto es que no lo son. No puedo encontrar lo que soñé. »

El autor ha centrado su carrera en la creación de escenarios, colaborando con una larga lista de dibujantes, el último de ellos Sergio García, que recibió en su momento el Premio Nacional de Ilustración y actualmente trabaja en la remodelación de París para los Juegos Olímpicos.

El autor heredó una fuerte conciencia crítica de su padre, un anarquista exiliado en Francia y que siempre mantuvo una distancia considerable con la dictadura. Su madre era todo lo contrario, una mujer de convicciones religiosas, pese a lo cual el matrimonio se mantuvo unido, un ejemplo de convivencia que él vivió en primera persona.

La vida de su padre se reúne en “El arte de volar” y la suya en “El ala rota”, dípticos que se complementan desde el punto de vista ideológico. “Mi intención era dar esta visión de que existe la posibilidad de convivir, siempre que no se caiga en el sectarismo. Mis padres, sin educación ni formación, entendieron perfectamente que una forma diferente de pensar no impide la convivencia. Siempre digo que soy hijo de anarquista y monja, que en mi casa había dos Españas, la de izquierdas y la de misa diaria. »*

Los inicios de este autor, hoy de 71 años, se sitúan en el movimiento underground de principios de los años 70, cuando colaboró ​​en diversas historietas de connotaciones críticas y subversivas en las que pretendía acabar con el franquismo en vigor. ya vigente en aquellos años y a punto de desaparecer.

Cuando se le preguntó si esta pelea produjo los resultados esperados, respondió categóricamente: “no, para nada, radicalmente no”. “Nos llamaron utópicos o ingenuos porque pensábamos en una sociedad con más libertades, con condiciones de trabajo que ciertamente no son las de hoy. Esto no es en absoluto lo que quería y por eso sigo trabajando con una perspectiva crítica”, afirmó el autor. .

Leer el artículo en la publicación original